Respeto: ¿Qué clase de persona es usted?

DNC: Detección o Diagnóstico de Necesidades de Capacitación
March 7, 2017

Hace un tiempo, durante la ejecución de un curso de capacitación tuve la oportunidad de conversar con varios trabajadores y trabajadoras de una reconocida industria nacional. Ellos habían participado el día anterior en un curso de capacitación dictado por un relator externo.

Destacaban la metodología que aplicábamos nosotros y la forma como los tratábamos, lo cual no me asombró especialmente. Sin embargo, en un momento de descanso, pude comprender lo que pasaba, se acercaron a comentarme lo humillados que se habían sentido en la experiencia vivida el día anterior.

 

Si te gusta trabajar con personas, te dolerá igual que a mí.

Esto es lo que me comentaron.

  • En primer lugar,  al presentarse destacó su extensa trayectoria profesional y numeró sus títulos y pergaminos.
  • Les llamó la atención, elevando la voz cuando no  estaban atentos a su clase.
  • A algunas personas las avergonzó cuando no sabían contestar, o al menos cuando no contestaban lo que él quería escuchar.
  • A algunas personas las hizo leer en voz alta, delante de los demás, burlándose cuando no lo hacían correctamente.
  • Los hacia callar reiteradamente.
  • Los amenazó con reprobarlos.
  • A algunas personas las castigó sacándolas de la sala.

Cuando trataron de llamar su atención y pedirle un cambio en su actitud, les dijo frases como:

  • “No me importa su opinión”
  • “Por culpa de personas como ustedes el país está así”

 

¿Qué clase de relator es? ¿Qué clase de persona es usted?

Cuando escuché y sentí la humillación a la que fueron sometidos estos trabajadores; jóvenes y señoras jefas de hogar, personas vulnerables, que lamentablemente nuestra sociedad no le ha dado todas las oportunidades que merecen, me indigne al punto que puse un reclamo en la empresa en la que ellos estaban contratados.

Sentí como propio el dolor y humillación que tuvieron que pasar. Escribo esta columna, para que aprendamos de esa experiencia.

La palabra respeto procede etimológicamente del latín respectus, que significa “acción de mirar atrás”, sugiere una mirada atenta, tomar algo en consideración. Para mí el respeto nace de reconocer al otro como un igual.

En cualquier actividad humana el respeto es un valor básico, muchas empresas lo declaran en sus valores corporativos. El respeto es la base de la comunicación y de la confianza.  Sin respeto ninguna actividad humana es factible.

 

¿Cómo demostramos el respeto en un proceso de capacitación?

Parece de Perogrullo, pero sobre la base de la historia, parece ser necesario recordar lo siguiente

  • Invitar al trabajador con la debida anticipación al curso de capacitación, explicándole la importancia que esta tiene, lo que se espera que aprenda y animándolo en este desafío. Que frustrante es iniciar un curso de capacitación con personas que no saben por qué están ahí, o que se les aviso momentos antes que debían asistir a un curso de capacitación.
  • Mantener la sala limpia
  • Presentarse adecuadamente, no es necesario presumir, basta con señalar brevemente la experiencia en el tema a tratar.
  • Considerar la comodidad del trabajador, temperatura, ventilación, tiempos de descanso y alimentación apropiada.
  • Saludarlos atentamente.
  • Mirarlos a los ojos.
  • No discriminarlos.
  • Llamarlos por su nombre.
  • Valorar su opinión.
  • Decir la verdad.
  • No intimidarlos haciendo preguntas, obligándolos a leer, salir a la pizarra u otra situación similar. Recuerda que muchos de los trabajadores de nuestro país llevan años sin entrar a una sala de clases, se sienten inseguros y temerosos frente a la capacitación. En lugar de intimidarlos se recomienda apoyarlos y darles confianza.

Son pequeñas acciones, pero dicen mucho de ti y de tu empresa.

Feliz de leer tus reflexiones, déjanos tu comentario.

 

 

Mylene Maureira Pasmiño
Socia Fundadora
Productiva Ltda.
www.productivacapacitaciones.cl

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 Comment

  1. Muy buen post,
    gracias

    Nicolás

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contáctenos